BUSCAR EN ESTE BLOG

24 de julio de 2011

SIMBOLOGÍA: El Ciego-ceguera

SIMBOLOGÍA: El Ciego-ceguera

Sin duda en razón de las esculturas, que representan a un Homero ciego, la tradición hace del ciego un símbolo del poeta itinerante, del aedo, del vate, del rapsoda, del bardo, del trovero y el trovador. Puede ser también porque los ciegos pobres cantan en las calles para recibir limosna. Pero por ahí no vamos más allá de la alegoría. También los ancianos están presentes en los rasgos del ciego, pues las culturas de donde surgieron las nuestras vienen de los países del sol, nefastos para los ojos, deslumbrados por una luz demasiado cruda: muchos hombres perdían la vista; el ciego simboliza entonces la sabiduría del viejo. Los adivinos también son generalmente ciegos, como si conviniese tener los ojos cerrados a la luz física para percibir la luz divina. Su ceguera es a veces un castigo inflingido por los dioses, ya que el vate abusa de su don de clarividencia para mirar la desnudez de las diosas, ofender de alguna manera a los dioses, o divulgar los secretos del arcano. Tiresias el adivino fue privado de la vista por Atenea, porque la había observado mientras se bañaba; Edipo se arranca espontáneamente los ojos para expiar su doble crimen. Tobías se vuelve ciego durante su sueño: pero la hiel de pez administrada por su hijo, siguiendo la orden del ángel de Yahvéh, le abre los párpados.

Sansón pierde la vista después de faltar contra Yahvéh, etc. Los dioses ciegan o enloquecen a quienes quieren perder, y a veces salvar. Pero si les place el culpable recobra la vista, ya que son los amos de la luz.

Tal es el sentido, precisamente, de los milagros de Jesús curando a los ciegos, y de los que en la antigüedad se atribuyeron a Indra, a Atenea, etc.

Los Cíclopes no tienen más que un ojo en el medio de la frente: son amos del Trueno, del Relámpago, del Rayo, y por su violencia súbita se asemejan a las erupciones volcánicas, símbolos de la fuerza brutal al servicio de Zeus. Pero después de incurrir en la cólera de __ Apolo, Dios de la sabiduría, éste los mata. Si dos ojos para la humanidad corresponden al estado normal, y tres a una clarividencia sobrehumana, uno solo revela un estado bastante primitivo y sumario de las capacidades de comprender. El ojo único, en medio de la frente, descubre una recesión de la inteligencia, o su comienzo, o la pérdida del sentido de ciertas dimensiones y ciertas relaciones.

Entre los celtas la ceguera constituye normalmente una descalificación para el sacerdocio o la adivinación. Pero, por contrainiciación, un cierto número de personajes míticos irlandeses dotados de videncia son ciegos. Al dejar de ser ciegos pierden su don de videncia.

Tal vez la visión interior tiene por sanción o por condición renunciar a la visión de las cosas exteriores y fugitivas.

El ciego evoca la imagen de aquel que ve otra cosa, con otros ojos, de otro mundo; se lo considera menos como lisiado que como extranjero.

FUENTE: DICCIONARIO DE LOS SÍMBOLOS

Bajo la dirección de JEAN CHEVALlER


Seguidores

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

+GOOGLE

Add to Google Reader or Homepage

PÁGINA PRINCIPAL