BUSCAR EN ESTE BLOG

1 de febrero de 2013

Resumen y análisis de El crepúsculo del diablo de Rómulo Gallegos


Resumen y análisis de
El crepúsculo del diablo  de  Rómulo Gallegos
 

Resumen del argumento

Pedro Nolasco, legendario ídolo de los carnavales caraqueños por su encarnación del "Diablo", observa con nostalgia la decadencia de esa fiesta en el presente. En otras épocas, con la sola presencia de su traje y su látigo, dominaba las multitudes haciendo valer el prestigio que había alcanzado después de vencer a otro "Diablo" de la vecindad. Sin embargo, en una oportunidad había terminado en la cárcel por haber lastimado la espalda de un muchacho "de influencia". Desde entonces, había decidido no disfrazarse más.
Ese día, Pedro Nolasco observa un hecho que lo indigna: la multitud sigue fascinada la grotesca figura de un payaso de gestos afeminados. No puede soportar tal ignominia y, al día siguiente, sale con su antiguo disfraz. Al principio vuelve a captar el interés de la gente y se siente feliz. De pronto, aparece el payaso y, ante las dos figuras en pugna, la multitud vacila, pero luego elige seguir la ridícula sombrilla del payaso que le asegura una diver­sión fácil y vulgar. El viejo "Diablo" comprende que su fama ha caducado e intenta irse. El vencedor, enardecido, incita a la turba a que apedree al derrotado. Pedro Nolasco inicia, entonces, su fuga final: una piedra golpea su cabeza y lo derriba en medio de un basural. Entre tanto, un angustioso silencio envuelve la sórdida escena.



ESTRUCTURA
El crepúsculo del diablo puede subdividirse internamente en cuatro par­tes:
Introducción: En ella se ubica el lugar —Caracas— y el momento de la acción —el carnaval—.

Presentación del "Diablo": Pedro Nolasco y su historia legendaria.

Enfrentamiento del "Diablo" con el nuevo líder.

Desenlace trágico.

Título

El crepúsculo del diablo: A través de su título la obra resume la tragedia de un mito tradicional que se enfrenta con su ocaso inexorable.

Género: Narrativo
Dentro del género narrativo, El crepúsculo del diablo es un cuento de realista. Por otra parte, es un verdadero ejemplo de cuento moderno por la atmósfera creada, en la cual los acontecimientos, aparentemente circunstanciales, se cargan de sentido al vincularse entre sí para formar una trama que constituye la realidad y el destino.

Temas

Principal: El tiempo histórico. A través del enfrentamiento entre el pasado y el presente se palpita el continuo devenir del tiempo que configura la historia de un Pueblo.
 Es en ese proceso de transición en que se producen los cambios: la decadencia y muerte de algunos mitos, la desaparición de ciertas tradiciones, etc. Por ello, en el cuento, cuando se enfrentan el viejo "Diablo" —encarnación de un mito tradicional— y el payaso —personaje del tiempo nuevo— se produce en el pueblo un momento de vacilación, hasta que la multitud se decide por el último: en ese minuto se ha hecho una elección.

Secundarios
  •  La redención
  • La violencia
  • El mito encarnado en un hombre.
  • El odio
  • El miedo
  • El prestigio
  • El honor
  • El machismo
  • La muerte
  • Lo grotesco
  • Costumbres venezolanas típicas del carnaval: música, comidas, bebidas, etc.
  • Carácter primitivo de las fiestas populares, entre ellas, el carnaval.
  • Creación de leyendas alrededor de un ídolo o un héroe popular.
  • Costumbre primitiva de lograr el liderazgo a través de la ley "del más fuerte".
  • Existencia de mártires y redentores falsos o verdaderos en todos los sectores y épocas de la historia.
  • Enfrentamiento beligerante entre grupos antagónicos que sostienen valores diferentes en los momentos de transición histórica.


Personajes

Principal: Pedro Nolasco, el "Diablo". Aparece retratado en su decadencia, aunque se siente vigente como ídolo popular; como tal, experimenta el placer del poder y la  dominación. Es un personaje carismático que ha ganado fama y prestigio en buena  ley. Su actitud cambia a lo largo del cuento y va desde la nostalgia a la rebeldía. Esta última actitud se advierte cuando decide "redimir" al pueblo de la ignominia de la vulgaridad. No puede concebir que "su" gente siga obsecuentemente  a un fantoche afeminado. Es en ese momento cuando se enfrenta con violencia al cambio, no sólo de la realidad externa, sino también de su íntima realidad: el miedo, la decadencia, la pérdida de su seducción.

Secundarios. El pueblo y el payaso.
El pueblo. Se manifiesta intensamente con todo su primitivismo durante las fiestas de carnaval. Los bailes, los trajes, la presencia de multitudes favorecen expresiones de este tipo, muchas de las cuales suelen derivar en una tragedia.


• El payaso. Es un símbolo de decadencia. Está intencionalmente retratado de manera grotesca y vulgar. Es la antítesis del varón de antaño —representado por el "Diablo". Este nuevo personaje domina al público a través de la risa, moviendo una sombrilla que ridiculiza aun más su figura. Sin embargo, es la encarnación de lo siniestro y lo destructivo.

Contexto Geográfico. La acción transcurre en la ciudad de Caracas, capital de la Repú­blica de Venezuela. En el relato aparecen consignados algunos barrios: el de San Juan y el de la Candelaria.

Contexto Histórico. No se menciona expresamente la época en que se desarrollan los hechos. Sin embargo, a través de ellos, es posible deducir que la historia transcurre a principios del siglo XX, momento en el cual la sociedad caraqueña se encontraba en pleno proceso de transición.

Contexto Social. A través de la vida de Pedro Nolasco se puede inferir que éste pertenece a un grupo social humilde. Por ello, cuando castiga a un muchacho de otro sector más elevado es sancionado por la justicia. En general, todos sus súbditos pertenecen a ese mismo sector popular. No obstante, en este tipo de manifestación colectiva participan todos los representantes de la sociedad, que pierden su individualismo en un proceso de masticación.

El clima que envuelve a la obra es trágico y, a la vez, caricaturesco. La pintura del payaso es grotesca y la actitud de Pedro Nolasco, identificándose totalmente con su personaje, tiene mucho de ridículo. Sin embargo, el cariz que toman los acontecimientos y el destino final del "Diablo" transforman en tragedia la atmósfera del cuento.

Idea central que surge de la obra

Testimoniar el proceso de cambio que se está produciendo en una ciudad —Caracas— por el advenimiento de una sociedad moderna. El hecho de que la anécdota transcurra en esa ciudad no es casual, ya que se intenta docu­mentar ese proceso de transición con mirada crítica. La postura del autor, en ese sentido, no es del todo objetiva, pues encama los nuevos valores en un personaje ambiguo, siniestro y destructivo. Su actitud, por lo tanto, es también nostálgica frente a un pasado sin retorno.

Aspectos formales
Tipo de prosa: La prosa del relato es fluida y espontánea. Su construcción cuidadosa revela a un escritor que maneja el idioma con maestría y elegancia. Abunda la frase larga, descriptiva, con excepción de unos pocos diálogos y algunos monólogos interiores del personaje.

Lengua : La lengua del cuento corresponde a la de un hispanohablante culto. El vocabulario es selecto y refinado. En los diálogos se remeda el habla coloquial. Se advierte además, algunos rasgos modernistas en la preferencia por el uso de la palabra sonora.
Algunos recursos lingüísticos presentes en el texto son:
Remedo del habla coloquial:"—Ya esto no es Carnaval ni es ná".
Diminutivos con matiz sarcástico: "sombrillita".
Elección de vocablos que muestran una actitud valorativa por parte del narrador: "chusma"; "turba vocinglera".
Americanismos: "araguaney".


Estilo
Se nota en el relato un hábil manejo del tiempo: comienza con un presente en  que el "Diablo" observa nostalgioso el desfile carnavalesco; se acude luego a la técnica del racconto —regreso al pasado— para reconstruir la leyenda del prestigio de ese hombre; se vuelve de nuevo al presente y al enfrentamiento con lo grotesco encarnado en el payaso. En ese presente se resuelve el destino de un hombre y de un mito.
Todos los elementos narrativos se van concatenando a través de un relato minucioso para alcanzar el climax en el desenlace. Una imagen simbólica sintetiza —a manera de comentario— toda la magnitud de la tragedia: "Al pasar sobre el lomo de un collado, su sombrilla se destacó funambulesca contra el resplandor del ocaso'


Recursos estilísticos
Adjetivación sugerente: "diablos irrisorios, puramente decorativos".
Imágenes auditivas: "al son del joropo nativo, cuya bárbara melodía se deshace          ".
Imágenes visuales: "para ir a refugiarse en las ramas escuetas de un árbol que se levantaba espectral sobre un paisaje sequizo".
Imágenes de movimiento: "La vista se le nubló, sintió que en torno suyo las cosas se lanzaban en una ronda vertiginosa y que bajo sus pies la tierra se le escapaba".
Comparaciones: "Es el sortilegio de la música que escarba en el corazón del Diablo, como un nido de escorpiones".
Exclamaciones en los monólogos interiores: "¡Es el colmo de la degeneración carnavalesca!".
 Intertextualidad: "Fue un combate que no se hubiera desdeñado de cantar el Dante".
Preguntas retóricas: "¿Cómo era posible que un hombre se disfrace de aquella  manera?".
Repetición intensificadora: "La pedrea continuaba cada vez más nutrida, cada vez más furiosa".
Frases simbólicas: "Era la voz de los siglos que resonaban en sus corazones".

Fuentes
La principal fuente del cuento es la realidad caraqueña, que Gallegos documenta con realismo y crudeza. Desde el punto de vista literario, se percibe la influencia de Dostoiewski con su universo de santos y endemoniados, y, como el autor ruso, parece querer matar los fantasmas de maldad que percibe en su pueblo.








Seguidores

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

+GOOGLE

Add to Google Reader or Homepage

PÁGINA PRINCIPAL