BUSCAR EN ESTE BLOG

10 de octubre de 2011

ORIGEN DEL TEATRO OCCIDENTAL-TEATRO CLÁSICO




Resumen bien resumido: origen del teatro occidental; teatro clásico; la verdad en Edipo Rey de Sófocles

El origen del teatro occidental se remonta a los ritos religiosos que, en la antigua Grecia, se realizaban en homenaje al dios Dionisio.
• Las primeras obras de teatro tenían, como consecuencia, un marcado carácter religioso y una finalidad educativa y moralizante para el pueblo.
• La purificación de los sentimientos (catarsis) del espectador constituía uno de los objetivos del teatro.
• Los anfiteatros eran edificaciones al aire libre que estaban construidos sobre la ladera de una colina, lo que les proporcionaba una acústica ideal.
• Los actores empleaban, en la puesta en escena, atuendos especiales y máscaras. Existía, además de los personajes individuales, un personaje colectivo: el coro.
• El siglo de Pericles (V a.C.) representó la etapa de mayor esplendor cultural en la ciudad de Atenas, de donde surgieron los más importantes dramaturgos de la Antigüedad clásica.
• Los grandes dramaturgos de la época fueron Esquilo (quien introdujo un segundo actor en escena), Sófocles (que agregó un tercer actor) y Eurípides.
• La Poética de Aristóteles fue la primera obra que presentó un estudio sobre los textos literarios. En este texto se afirma que la principal característica del teatro es la imitación de la realidad o mímesis.
• Los subgéneros teatrales principales eran, según Aristóteles, la tragedia, el drama satírico y la comedia.
La tragedia imita la realidad de una manera superior, ya que sus personajes son caracterizados como mejores de lo que son. La comedia, en cambio, imita la realidad de manera inferior y presenta a sus personajes como peores de lo que son.
• Las tragedias griegas ponían en escena dioses, héroes o nobles; las comedias, en cambio, trataban sobre las clases más bajas o sobre los animales.
• El teatro también se caracteriza por la existencia de: el agón, que se relaciona con la lucha o con el enfrentamiento que se produce, en una obra, entre los personajes (protagonistas y antagonistas); la hammarthía o
error fatal, originado dentro del drama cuando el héroe pierde la visión clara de los hechos y comete un error, que lo lleva a un desenlace trágico; la peripecia, que es el cambio de suerte del protagonista; la anagnórisis que es el reconocimiento de los errores por parte del protagonista,
quien acepta el castigo que se le impone.
• El texto dramático es un texto doble: tiene una trama dialogada –lo que dicen los personajes– y una trama descriptiva –las indicaciones escénicas y las acotaciones–.
• Edipo rey es un ejemplo de obra clásica, que establece una clara relación con la sociedad en la que se escribió y representó.
• La profecía o adivinación del porvenir es uno de los temas fundamentales de la obra (la consulta a los oráculos y la presencia de Tiresias así lo demuestran).
• La predestinación –creencia en que cada hombre tiene un destino prefijado y que no puede escapar de él– es otro de los temas de la obra. Por ese motivo, ni la decisión de Layo, de mandar asesinar a su hijo recién nacido, ni la de Edipo, de escapar de Corinto para evitar que se cumpla la profecía permiten que cambien sus destinos.
• La religión como eje central de la sociedad griega y, por consiguiente, como tema de la obra de Sófocles.
• La búsqueda de la verdad como eje alrededor del cual se construye la obra. La verdad en Edipo rey se elabora por mitades: el primer par corresponde a la verdad predictiva, la de los dioses y la del adivino; el segundo par es la verdad de los reyes, que es una verdad de oídas; el tercer par lo constituyen los testimonios de los hombres comunes (el sirviente y el pastor), que relatan lo que han presenciado. De esta manera, para llegar a la verdad, deben unirse los distintos niveles que conforman la sociedad: la verdad del nivel más alto (los dioses) se complementa con la información del nivel más bajo (el mensajero y el pastor); pero entre ambos debe mediar la nobleza (los reyes), que une los dos niveles.





En la imagen : El teatro de Leptis Magna en la costa africana al este de Trípoli, es un ejemplo notable de complejo templo-teatro en el que, a través de la oración y de la representación dramática, se veneraba a los dioses y a los héroes. Construido por un rico ciudadano en el año 1 o 2 de nuestra era, el teatro tiene la forma habitual en semi-círculo con un murete de mármol que aislaba los puestos de honor, mientras que la orquesta y las localidades inferiores estaban excavadas en la roca. Frente al centro de la escena, un pequeño templo consagrado Ceres Augusta -divinidad particularmente venerada en África del Norte- alzaba sus columnas corintias.
Colonia de Sidón, Leptis Magna sufrió la dominación de Cartago y, más tarde, la de los reyes de Numidia. País natal de Séptimo Severo, floreció en el siglo III d.C. como centro comercial y punto de partida de las vías caravaneras, para convertirse bajo Diocleciano en la capital de Tripolitania. Quedó definitivamente destruida en el siglo XI.

Fuente: Historia Universal del Arte- Mas Ivars editores SRL-1980

Seguidores

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

+GOOGLE

Add to Google Reader or Homepage

PÁGINA PRINCIPAL