BUSCAR EN ESTE BLOG

10 de octubre de 2011

Falsas apariencias de Omar Nicosia

Obra de teatro de un solo acto (acto único)


FALSAS APARIENCIAS de Omar Nicosia

Acto único- Escena uno

La acción transcurre en una cafetería de ruta. En escena hay un mostrador con caja registradora. Delante del mostrador, hacia el proscenio, mesas y sillas. En el foro, una puerta que conduce a una oficina. En lateral izquierdo, la puerta de entrada al local. Suben las luces. El bar está vacio. Efectos de tormenta: lluvia, truenos y relámpagos. Sonido de auto que estaciona y puertas que se abren y cierran. Entran en el bar el detective Felipe Marlou y su ayudante, Laura Maltés, completamente em¬papados. Se sientan a una mesa. Las luces generales decrecen; una luz cenital ilumina a Marlou.


F. MARLOU (a público): -Después de resolver un caso muy difícil, decidimos tomar unas breves vacaciones. Pero esta fría y torrencial lluvia ha interrumpido momentáneamen¬te nuestros planes ... Soy Felipe Marlou, detective privado, y ella es mi atractiva y sagaz ayudante, Laura Maltés.
(Suben luces generales. Marlou y Maltés hojean el menú).
L. MALTÉS: -Qué extraño, señor Marlou ... Cuando estacionó me pareció ver movimien¬to aquí adentro y ... ¡mire, hay huellas de pisadas mojadas "entrando" al bar!
F. MARLOU: -Relájese, señorita Maltés. Usted siempre cree ver algún misterio hasta en el simple hecho de tomar un café caliente y un rico tostado, que es justamente lo que vaya pedir apenas nos atien ...
VOZ EN OFF (interrumpe): -Ouuuugggg ... mi ... cabeza ...
F. MARLOU: -¿Usted dijo algo, señorita Maltés?
L. MALTÉS: -No, fue un quejido y vino de atrás del mostrador ...
(Ambos corren hacia el mostrador. D atrás, sale tambaleando el mozo)
ESCENA 2
F. MARLOU: -¡Amigo, qué chichón! ¿Cómo se golpeó?
Mozo: -Sólo recuerdo a un tipo enmascarado entrando... ahhh... y después vi todo negro...
L. MALTÉS: -Jefe, la caja registradora está vacía.
F. MARLOU: -¿Usted trabaja solo acá?
Mozo: -Soy uno de los dueños y ... ¡Dios mío! Mi socio estaba en la oficina de atrás... él lleva los papeles del negocio ... ¿Lo habrán ... ?
(Marlou y Maltés se miran. Sacan sus armas y avanzan despacio hacia la puerta del foro. El escena¬rio empieza a girar y, mientras oculta la escenografía del bar, deja a la vista la oficina de atrás).
ESCENA 3
La oficina tiene un armario grande, una caja fuerte abierta y vacía, un escritorio. Todo está revuelto; hay papeles tirados en el piso. En una silla está el socio atado y amordazado, retorciéndose. Entran sigilosos, Marlou, Maltés y el mozo.
F. MARLOU (al mozo): -¡Su socio está bien, amigo! Quítele la mordaza.
Mozo (lo hace): -jlgnacio! ¿Estás bien, te lastimaron? (intenta desatarlo).
IGNACIO: -No, pero el enmascarado me ató a la silla y entonces abrió la caja fuerte, empezó a tirar todos los papeles que había adentro y se escapó... ¡Oh, Dios, fue horrible!
L. MALTÉS (aparte, a Marlou): -¿Notó lo mismo que yo, jefe?
F. MARLOU: -Sí, Maltés, un hombre atado a una silla.
L. MALTÉS (suspira): -Si el enmascarado lo ató a la silla y después abrió la caja fuer¬te y tiró los papeles ... ¿cómo puede estar la silla encima de todas esas hojas?
F. MARLOU: -Excelente observación, Maltés. (Al mozo) ¡Amigo, no lo desate y llame ya a la policía! Su socio nos dirá adónde huyó el enmascarado, pues... ¡es su cómpli¬ce! Si no, ¿cómo puede estar la silla sobre las hojas si primero lo ató y luego abrió la caja fuerte y tiró los papeles que había adentro? ¿Eh, eh?
(Maltés extrae una lupa y camina alrededor del armario, observando las huellas digitales que han quedado impresas. La puerta del armario se abre bruscamente y sale el enmascarado apuntando con uno enorme pistola).
ENMASCARADO: -iBuena deducción, Marlou!... ¡Pero fue la última! Ahora, desate a mi compinche y ...

(Maltés se arroja sobre el enmascarado y lo desarma con un golpe de karate. Con una toma de yudo lo hace caer y lo deja inconsciente).

F. MARLOU: -Buen trabajo, señorita Maltés.
Mozo: -¡Qué genio, Marlou! ¿Cómo supo que el tipo todavía estaba escondido?
F. MARLOU: -Muy fácil, hay pisadas mojadas "entrando" al bar y a esta oficina, pe¬ro no hay pisadas "saliendo". Al estacionar el auto vimos movimiento en el bar: evidentemente era el enmascarado que intentaba huir. Pero al vernos no tuvo más remedio que ocultarse. En fin, ya podemos decir... ¡Hemos resuelto el caso!
L. MALTÉS (resignada): -Sí, Marlou, sí... lo "hemos" resuelto.
(La luz general decrece y deja en penumbras la escena. Una luz cenital ilumina a Marlou ... )
F. MARLOU (a público): -La patrulla acaba de llevarse a los delincuentes. La lluvia ha cesado. Ahora sí, Maltés y yo nos disponemos a paladear un reconfortante café caliente y a retomar nuestras vacaciones. El caso de hoy ha sido una nueva lección detectivesca para mi ayudante ... Esta chica tiene futuro.
(Bajan las luces mientras suena música de jazz. Oscuro)
FIN


Omar Nicosia nació en Buenos Aires en 1960. Es autor y director de teatro. Montó, junto con el grupo "El hueko", diversos espectáculos, entre ellos Subterráqueos, una ópera rock de su autoría. Escribió, además, la obras en un acto para jóvenes "Pacto virtual" y "Bolero de la atmósfera y el smog'.

Seguidores

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

+GOOGLE

Add to Google Reader or Homepage

PÁGINA PRINCIPAL