BUSCAR EN ESTE BLOG

Cargando...

30 de diciembre de 2012

Análisis del cuento tradicional: Cuento del amigo íntegro (Anónimo)



Análisis del cuento tradicional: "Cuento del amigo íntegro" (Anónimo)


Durante el siglo XII, España estaba convulsionada por la guerra, que lle­vaba ya varios siglos, contra el Islam. Esta situación provocó que varios eruditos emigraran hacia el resto de Europa, y difundieran así la cultura del Al Andalus (el reino musulmán del sur de la Península Ibérica). Los lugares donde mayor acogida tuvo esta cultura fueron Francia e Inglaterra, pues en estos territorios se estaban produciendo modificaciones sociales significati­vas, debidas, principalmente, a una eclosión del saber que dominaba las es­feras de poder. Ese mismo afán por la cultura es el que demostró Pedro Alfonso en su recopilación de cuentos tradicionales, que tenía por finalidad facilitar el aprendizaje del hombre, que, por su misma naturaleza, es "frágil, rudo y olvidadizo".

La estructura del relato
La literatura didáctica emplea algunos recursos para hacer más efectiva su enseñanza, y lograr que la gente, atraída por lo novelesco del relato, tome el camino adecuado. Estos procedi­mientos se reflejan en el "Cuento del amigo íntegro".

Los recursos más comunes son: 1. la novela marco; 2. la es­tructura dialogada y 3. el sistema asociativo.

1. Cuando dentro de un relato principal se incluye otro, se trata de una novela marco. El narrador de este segundo relato o relato enmarcado es siempre alguno de los personajes del texto principal. Incluso, aunque no siempre, los personajes del texto enmarcado pueden, a su vez, contar otro y así sucesivamente formando un verdadero sistema de "cajas chinas" o "muñecas rusas".

2. La estructura dialogada se presenta cuando un relato se conoce a través de una conversación entre padre e hijo, entre un maestro y su discípulo o entre un rey y su consejero. De esta manera, se es­cenifica ante el lector el aprendizaje ya que el que posee el saber se lo trans­mite, en el mismo relato, a quien no lo tiene.

3. El sistema asociativo se produce al encadenar, dentro del relato, dis­tintos elementos por semejanza u oposición. En el "Cuento del amigo ínte­gro" se oponen los valores espirituales (amistad y sabiduría) a los valores temporales (poder y riqueza).

La sociedad en el cuento
El "Cuento del amigo íntegro" es un texto de tradición oriental que fue ab­sorbido por la cultura occidental; no puede saberse con exactitud cuándo ocu­rren los hechos narrados en el relato, pero es posible inferirlo a partir de las acciones y las costumbres allí contadas. Por ejemplo, puede saberse que Egipto entró en contacto con la cultura árabe en el siglo Vil con la dominación mu­sulmana, y que recién en los siglos IX y X los egipcios fueron gobernados por califas de Bagdad, época en que esta ciudad adquirió gran esplendor.
Si bien estos datos son útiles para ubicar el relato, hay que tener en cuenta que Pedro Alfonso recopila estos ejemplos en el siglo XII, por lo que en él se superponen las costumbres de Europa Occidental de esa época y las orientales.


La sociedad medieval

La sociedad medieval, dentro de la que se inscribe el trabajo de Pedro Alfonso, presenta características que se reflejan en el texto.

1. El conocimiento de oídas: era frecuente que las personas entablaran relaciones entrañables sin siquiera conocerse, sólo a partir de las referencias que una tenía de otra. Lo mismo ocurría con los enamorados, quienes po­dían quererse sin haberse visto nunca, vínculo conocido con el nombre de "amor de lejos".
En el "Cuento del amigo íntegro" se evidencia el conocimiento de oídas: uno es de tipo amistoso (entre los dos comerciantes) y el otro, el amoroso que se establece entre el comerciante de Bagdag y la joven noble que vivía con el egipcio.

2. La recepción en la casa: cuando una persona llegaba como invitada a una casa, se la recibía como huésped de honor y se le concedían todos los favores para que pudiera sentirse cómoda.

3. El mal de amores: es un tópico que se repite en varios cuentos de la época; los médicos lo diagnosticaban cuando la persona padecía una "enfermedad" que la debilitaba terriblemente por no ser correspondidos sus sentimientos. En este relato, el comerciante de Bagdag se enamora perdidamente de una joven que vivía en la casa de su anfitrión.
4. La educación de la prometida: el futuro marido llevaba a su prome­tida a vivir a su casa para, de esta manera, enseñarle sus costumbres y amoldarla a ellas.

5. La dote de la novia: cuando una mujer se casaba, su familia le en­tregaba dinero y bienes al marido. El patrimonio cedido recibía el nombre de dote.A partir de estos dos últimos rasgos puede verse que el rol asignado a la mujer era secundario respecto del hombre y su papel estaba sujeto a la obediencia.

6. La condena a la horca: durante la Edad Media era un proceso infa­mante y sólo eran ajusticiados de esta manera los villanos o delincuentes de baja extracción social. En el relato, se mencionan tres tipos de justicia: la superior, y la siempre imparcial, era la de Dios ("Pero Dios, juez justo, no deja delito sin castigo..."); la del rey, que dependía de la justicia divina puesto que, según se creía, re­presentaba a Dios en la tierra ("el rey perdonó a todos el crimen...); y final­mente, la que impartían los jueces ("Los jueces, admirados, absolvieron la pena capital al otro...").

7. La imagen del rey: la sociedad medieval era monárquica, es decir, los gobiernos europeos estaban en manos de un príncipe o rey. En el "Cuento del amigo íntegro", con la intención de dignificar y fortalecer la imagen del monarca, se lo presenta como un amante de la verdad, la pie­dad y la justicia, un hombre honrado que todo lo sabe y que no se equi­voca, ya que perdona a los tres condenados por considerar que obraron correctamente: "Por decisión común, el rey perdonó a todos el crimen del que se habían acusado espontáneamente [...]".

El origen del cuento popular es desconocido, ya que se remonta hasta las primeras manifestaciones culturales de los hombres. Por ser un relato de trans­misión oral que pasa de generación en generación, su procedencia se pierde en el tiempo.
Una de las características de los cuentos tradicionales es su finalidad didácti­ca y moralizante, es decir, son relatos pensados para educar a los nobles y al pueblo en general. Por ello, los cuentos que llegaron a Europa durante la Edad Media (siglos VII al xv) provenientes de oriente (Mesopotamia, Egipto, India, etc.) y de occidente (antigüedad grecolatina) fueron, en muchos casos, reescritos y transformados para adecuarlos a la sociedad en la que se insertaban. De esta manera, la enseñanza que originalmente era útil en la cultura en la que los relatos se creaban también resultaba eficiente en el nuevo contexto.

El origen del cuento tradicional- Diferentes teorías
Cuándo y dónde se originó el cuento tradicional es en la actualidad un dato tan desconocido como el mismo objeto de estudio. Para tratar de res­ponder estos interrogantes se propusieron varias hipótesis acerca del naci­miento de los cuentos, sin embargo, el lugar y el momento de creación de la mayoría de ellos siguen siendo sólo conjeturas.

Teorías sobre el origen

Entre las teorías acerca de la procedencia del cuento tradicional se desta­can tres:

1. la teoría monogenista (del griego mono: "uno"; gen: "especie"), pro­puesta por el escritor y filólogo alemán Wilhelm Grimm (1786-1859), pos­tula que los relatos son herencia de un pasado común indoeuropeo y que provienen de mitos. Otros estudiosos también piensan que los cuentos eu­ropeos son originarios de la India;

2. la teoría poIigenista (del griego poli: "muchos") plantea que los cuentos se originaron en una época primitiva, salvaje, en varias regiones ya que distin­tos pueblos, en estado cultural semejante, crearon similares narraciones.
Pero, llegar a la forma original de las numerosas variantes de los cuentos es imposible pues, en la tradición oral, las derivaciones del texto primitivo no son fieles copias, sino refundiciones.

3. la teoría de Vladimir Propp (1895-1970) sostiene que las fuentes del relato maraviIIoso están en la realidad histórica. Para este investigador ruso, una determinada política económica condiciona los modelos cultura­les de una sociedad que crea, en consecuencia, ciertos tipos de cuentos y no otros. En ellos pueden verse, precisamente, huellas de formas de la vida so­cial y cultural. Entonces, los cuentos surgirían cuando los ritos (reglas de una ceremonia religiosa) y las costumbres de las sociedades se vuelven su­perfluas y dejan de tener su sentido original. 

Seguidores

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

+GOOGLE

Add to Google Reader or Homepage

PÁGINA PRINCIPAL