BUSCAR EN ESTE BLOG

Cargando...

14 de septiembre de 2008

Teoría y análisis de la novela

ANÁLISIS DE LA NOVELA
Mijail Bajtín (1895-1975)
Notas de A. Robert Lauer
DEFINICIÓN DEL GÉNERO NOVELA: Una novela es un relato de lo que les sucede a ciertas personas en cierto lugar, tiempo y circunstancias. Así que los tres
elementos constituyentes de una novela son:

ACCIÓN (lo que sucede),
CARACTERES (las personas) y
AMBIENTE (el escenario, la época, la atmósfera).

ELEMENTOS INTEGRANTES DE LA NOVELA:
I. CONTENIDO:
A. Título: su sentido y función.
B. Asunto (resumen de la obra)
C. Tema (idea dominante)

D. Elementos de la novela:
1. Personajes:
a. Clasificación, caracteres, tipos, símbolos
b. Caracterización directa o indirecta
c. Relación entre personaje y acción
d. Relación entre personajes y ambiente
2. Ambiente:
a. Escenario y época (el donde y el cuando de los hechos)
b. Índole real o ficticia, rural o urbana, actual o del pasado
c. Atmósfera (sensación que prevalece en la obra)
3. Acción:
a. Naturaleza:
1. Interna o externa
2. En el tiempo o en el espacio o en ambos
3. Tiempo de duración de la acción y tiempo vivido.
b. Lógica y motivación:
1. Relación causal o casual.
2. Obedece a motivos o propósitos humanamente comprensibles o actúa
arbitrariamente o movido por fuerzas superiores.

II. FORMA:
A. Estructura o composición:
1. Exposición
2. Nudo
3. Desarrollo
4. Punto culminante
5. Resolución
B. Composición: lógica o artística
C. Relación entre contenido y estructura:
D. Aspectos técnicos:

1. Punto de vista
2. Técnicas narrativas
3. Relación entre el autor y la forma
E. Estilo:
1. El lenguaje y sus particularidades: la lengua.
2. Relación entre contenido y forma
3. Relación entre autor y forma

F. Apreciación y valores de la novela:
1. Valores diversos: lógicos, éticos, estéticos, lingüísticos, etc.

Conceptos generales sobre la novela.
Origen:
Del italiano novella. Obra de ficción, no histórica, en prosa, de más de 35.000
palabras, que crea un mundo cerrado (que atrapa al lector por su interés) a imagen de la
vida (se inventa un mundo imaginario parecido al mundo real pero no pretende ser éste,
i.e., no es una trascripción, registro, o fotografía de la vida) en la que va envuelta una
visión del mundo y de la vida (cosmovisión o Weltanshauung).
Esta imagen de la vida es generalmente más ordenada, coherente y ordenada que la vida real. O sea, el novelista escoge los materiales que le parecen más significativos y los organiza de una
manera nueva (Hegel, Estética).
El novelista puede establecer su propia lógica en su
mundo ficticio, pero este mundo de invención debe ser coherente estéticamente. La
función esencial de la novela es describir dinámicamente una atmósfera cuya misión es
referir una acción concreta llevada a cabo por ciertos personajes. Debe producir
también múltiples impresiones (peripecias) y no sólo una (como el cuento).
Como
estructura debe atraer irresistiblemente al lector (José Ortega y Gasset). Según
György Lukacs, la novela debe ocuparse de la vida del hombre que vive cargado de
problemas y que busca valores a que asirse para solucionarlos (la novela realista sigue
así una función social).
El esteticismo de la novela de vanguardia (ilusionista, de
evasión social) es un escape de la lucha por buscar esos valores; esta novela acepta la
condición humana como algo permanente que no puede solucionarse. Según Jean-Paul
Sartre, el novelista usa palabras como signos de comunicación para producir cambios
en la sociedad, cambiando el ambiente social del hombre y el concepto que el hombre
tiene de sí. (José Ortega y Gasset, Ideas sobre la novela; György Lukacs, Teoría de la
novela; Lucien Goldmann, Pour une sociologie du roman; Jean Paul Sartre, ¿Qué es
literatura?).
La novela también debe ser morosa en la presentación (esto es parte de la
descripción) [tempo lento]. La novela también muestra explícita o implícitamente la
cosmovisión del autor.
Las novelas pueden ser de tema (la visión del mundo se expresa
indirectamente o en forma implícita) o de tesis (cuando se insiste en esta visión y se
presenta explícitamente).

PANORAMA DE LA NOVELA:
La narrativa de la edad media tuvo un carácter épico. Los cantares de gesta eran
poemas narrativos que contaban los hechos de valor del héroe épico. Se exalta en El
Cid al héroe caído que lucha por su honor y consigue uno más alto al final de la
epopeya.
BIZANTINA: Dos nobles virtuosos se separan al principio de la obra. Sufren
cautiverios, naufragios, secuestros, al final se encuentran y se casan. Novela de
acción verosímil. Persiles y Sigismunda (1617) de Cervantes. El modelo viene
de Grecia: Aethiopica (Eng. An Ethiopian Romance) [obra conocida también
como Teágenes y Cariclea ] de Heliodoro
(Heliodorus), escritor griego del siglo III d. de C. Esta obra fue «encontrada» en
el Renacimiento (en 1526) y publicada en 1534 en Basilea (Basel). Hay una
edición latina de 1551.
MORISCA: De guerras y conflictos con los moros, a quienes se ven como
capaces de la misma nobleza como los españoles. Supuestamente histórica.
Novela de acción histórica. El Abencerraje. Guerras civiles de Granada de
Ginés Pérez de Hita.
NOVELA CABALLERESCA: El caballero Çifar (1300). Narración
novelesca, didáctica, hagiográfica (vidas de santos) y científica con naufragios,
raptos, guerras, piraterías e intervenciones milagrosas. Tirant lo Blanch
NOVELA SENTIMENTAL: A finales del siglo XV. Novelas amorosas donde
se describen en forma morosa (lenta) las vicisitudes de la vida amorosa de los
personajes. Éstas son narraciones de amores no recíporcos, de poca acción, de
narración alegórica. Cárcel de amor de Diego de San Pedro.
NOVELA DRAMÁTICA: Fines del siglo XV. Novela dramática o dialogada.
Se eliminan las descripciones y se usa el diálogo exclusivamente. Los
personajes hablan y el autor no interviene en la acción. Tragicomedia de Calixto
y Melibea (o La Celestina) de Fernando de Rojas. La vida humana es vista
como tragedia en la que el hombre es arrastrado por terribles fuerzas que no
puede controlar. Los amantes, criados, y la Celestina encuentran la muerte al
final.
LIBRO O NOVELA DE CABALLERÍA: Amadís de Gaula (siglo XVI). Se
revive el espíritu de la época medieval. Serie de aventuras fantásticas, cosas
inverosímiles e idealizaciones sentimentales. Amadís es el caballero perfecto
siempre al servicio de la justicia. Lucha contra las fuerzas del mal. Estructura
ab ovo. Novela de acción inverosímil. Héroe que nace secretamente, crece, se
entera de quien es, participa en varias batallas y se casa al final con su amada.
Vienen de Francia: Chrétien de Troyes (Lanzarote, Perceval, Tristán). Novela
de acción verosímil o inverosímil.
NOVELA PASTORIL: Segunda mitad del XVI. Paisaje convencional y falso,
expresión amorosa insincera, mezcla de mitología clásica con supersticiones
modernas. Mucha retórica y poca acción. Encuentro accidental. Narraciones
interrumpidas. Conclusión dramatizada. Ejercicios retóricos. Novela de
narración. Diana de Jorge de Montemayor;Diana enamorada de Gaspar Gil
Polo; Arcadia de Lope de Vega; Galatea de Cervantes. El modelo para España
viene de la Arcadia (1534) del italiano Jacopo Sannazaro.
NOVELA PICARESCA: Antítesis de la novela pastoril y la novela de
caballería en técnica y contenido. El héroe no es un noble sino un pícaro pobre.
Sus aventuras son desventuras. El ideal del protagonista no es la justicia ni el
amor sino la comida. No defiende la sociedad sino que la usa, acusa y maldice.
Es totalmente realista, amarga, pesimista. Sucesión de episodios desagradables
ligados entre sí por el protagonista. Lazarillo de Tormes (1525), Guzmán de
Alfarache de Mateo Alemán (1599), El buscón de Quevedo (siglo XVII). El
modelo de estas obras es el Satiricón (Satyricon) de Petronio (Petronius), El
Asno de Oro (The Golden Ass) de Apuleyo (Apuleius [123-180 d. de C.]) y El
Lazarillo de Tormes. Novela de contra género (contra el género de novelas de
caballerías) pero no de parodia según E. C. Riley. Preocupación social. Novela
de un individuo de casta social ínfima que pasa por muchos amos y degenera
moralmente. Novela de acción realista. Sin cambio sicológico. El Guzmán de
Alfarache de Mateo Alemán es el mejor ejemplo.

DON QUIJOTE: Primera narrativa moderna. Novela paródica itinerante de
varias peripecias, múltiples impresiones, perspectivas variadas, personajes y
narradores de metaficción (se salen del marco de la novela), personajes
desarrollados, situaciones realistas, cosmovisión ambigua.
Las narrativas ficticias más populares entre 1492 y 1605:
 1. La Celestina, de Fernando de Rojas. Comedia humanista o
ficción dialogada.
 2. Libro áureo de Marco Aurelio [Eng. The Dial of Princes],
de Fray Antonio de Guevara. Libro misceláneo, anecdótico,
ejemplar.
 3. Guzmán de Alfarache, de Mateo Alemán. Novela
picaresca.
 4. Guerras civiles de Granada, de Ginés Pérez de Hita.
Novela morisca que pasa por historia.
 5. La Diana, de Jorge de Montemayor. Novela pastoril.
[romance]
 6. El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, de Miguel
de Cervantes Saavedra. Novela realista, paródica.
 7. Amadís de Gaula, novela de caballería [romance],
refundición de Rodríguez de Montalvo.
 8. Cárcel de amor, de Diego de San Pedro. Novela
sentimental [romance].

Después del Quijote hay también NOVELAS ROMÁNTICAS (históricas o de tesis)
[Sir Walter Scott, Víctor Hugo, Alejandro Dumas, Gil y Carrasco, José de Larra];
NOVELAS REALISTAS (siglo XIX; reproducción de la vida cotidiana, género antiromántico.
Literatura objetiva, preocupada por problemas sociales y económicos.
Novela documentada y científica basada en la realidad del mundo circundante
(Balzac). La novela realista puede ser de tesis (propósito didáctico y polémico; el autor
manipula a sus personajes para probar su tesis sin dejar que los personajes evolucionen
por sí mismos: Fernán Caballero, Alarcón [El escándalo], Valera, Benito Pérez
Galdós [El amigo manso]); NOVELAS NATURALISTAS (realismo brutal a la Émile
Zola; temas crudos [prostitución de infantes] y ambientes sórdidos [fábricas
deshumanizadoras]: Emilia Pardo Bazán, Los Pazos de Ulloa, La madre naturaleza;
Clarín (Leopoldo Alas), La regenta; Blasco Ibáñez, La bodega; y NOVELAS
REGIONALES: reproduce las costumbres, ambientes, dialectos, y particularidades
lingüísticas de una determinada región (José María de Pereda, Sotileza, El sabor de la
tierruca; Palacio Valdés, Marta y María).
Las novelas modernas son singulares: Niebla de Miguel de Unamuno; La voluntad de
Azorín (José Martínez Ruiz), etc. La novela contemporánea presenta un mundo
inquietante, inestable, en peligro. Presenta enigmas, no lecciones. Es incompleta en la
presentación del escenario y los personajes, que actúan en forma inconexa o
contradictoria, como en la vida real. Se usa el psicoanálisis. Se desprecia lo racional.
Se exploran mundos interiores, visiones de locos o ultra-personales, el inconsciente (Yo
el supremo, de Roa Bastos), el ensueño, el estupor alcohólico (El compadre, de Carlos
Droguett), el recuerdo (Proust), la imprecisión fugaz (Henry James, Virginia Woolf).
PERSONAJES: flat (llanos) o round (redondos) [E. M. Forster]. Los primeros se
construyen alrededor de una idea o de una pasión única (el poder, el amor, la obsesión,
etc.). Los redondos tienen varias facetas, son personajes dudosos, contradictorios,
heroicos y mezquinos a la vez, misteriosos, no predeterminados por el novelista, que se
hacen a sí mismos a lo largo de la obra, seres enormes, indecisos, invisibles en sus tres
cuartas partes, como icebergs (Forster).
PERSPECTIVISMO: No hay verdad absoluta; todo es relativo. Cada persona tiene su
propia verdad, su propia visión del mundo, su forma propia de hablar. Su visión del
mundo es íntimamente personal y propia. Puede haber varios puntos de vista (Quijote,
Carlos Fuentes)
CLASIFICACIÓN DE LA NOVELA POR TÉCNICA (José Ortega y Gasset):
1. Por técnica:
a. Novela narrativa
b. Novela autobiográfica (punto de vista narrativo de primera persona)
1. Diario
2. Memoria (Güiraldes, Don Segundo Sombra; Rivera, La vorágine).
c. Novela epistolar (Valera, Pepita Jiménez; Bram Stoker, Drácula)
d. Novela dialogada (Pío Baroza, Paradox Rey). Predominio del diálogo.
e. Novela alegórica (Franz Kafka, The Castle)
f. Novela pictórica y novela dramática:
1). Novela pictórica o panorámica: insiste en un lienzo ininterrumpido de
narración con la presencia del autor siempre a la vista (Tolstoy,
War and Peace)
2). Novela dramática. El autor desaparece de enfrente del lector y trabaja
su material a base de escenas o cuadros trabados entre sí por
resúmenes narrativos (G. Flaubert, Madame Bovary; Valle Inclán,
Tirano Banderas)
CLASIFICACIÓN DE LA NOVELA SEGÚN ORTEGA Y GASSET Y LAPESA,
Introducción a los estudios literarios:
a. Novela ilusionista. Relatos aventureros y narraciones situadas en ambiente
fantástico o idílico. Interesan los personajes mismos, extraordinarios y atrayentes, y la
complicación de la acción (peripecias múltiples). Libros de caballerías, novelas
pastoriles, bizantinas (Heliodoro, Aethiopica; policíacas (Ian Fleming, James Bond,
etc.).
b. Novela realista. Forma veraz e intensa de pintar almas y ambientes: 1) Novela
PSICOLÓGICA (analiza los caracteres); 2) DE COSTUMBRES (describe círculos
sociales).
ELEMENTOS INTEGRANTES DE LA NOVELA: Una novela es un relato de lo
que les sucede a ciertas personas en cierto lugar, tiempo y circunstancias. Así que los
tres elementos constituyentes de una novela son: ACCIÓN (lo que sucede),
CARACTERES (las personas), y AMBIENTE (el escenario, la época, la atmósfera).
1. ACCIÓN. Contenido de los hechos. Sucesos unidos que se desarrollan con
intensidad progresiva hasta llegar al PUNTO CULMINANTE. El elemento central de
interés es el CONFLICTO de fuerzas: externo y objetivo [de un personaje con otro; de
un personaje con un ambiente; de un personaje con su destino] o interno y subjetivo.
La forma en que los sucesos de la acción están organizados se llama COMPOSICIÓN o
ESTRUCTURA: cronológico y causal [estructura lógica: ab ovo]; o libre o artística [in
medias res o in extremas res, que requieren retrospecciones temporales > flashbacks,
etc.].
La ESTRUCTURA de la novela se divide en 3 partes: 1. EXPOSICIÓN (el
estado de las cosas antes del conflicto), 2. NUDO o DESARROLLO (el
desenvolvimiento de la acción en línea ascendente hasta llegar al punto culminante), 3.
DESENLACE (la solución de la situación problemática).
2. CARACTERES. Los PROTAGONISTAS son de participación más destacada.
Hay personajes EPISÓDICOS que aparecen en un sólo momento. La caracterización
es DIRECTA cuando el autor nos informa cómo son, e INDIRECTA, cuando la
personalidad del personaje se desenvuelve ante el lector por medio de lo que hace, dice
y por lo que otros piensan de él. Los personajes pueden ser ESTÁTICOS,
DINÁMICOS, EVOLUTIVOS, PLANOS, y REDONDOS. Los caracteres tienen
individualidad y vida propia (Don Quijote, Hamlet, Falstaff); los tipos representan un
grupo o clase.
3. AMBIENTE O MARCO ESCÉNICO: El lugar y la época en que se desarrolla la
acción constituye el ambiente. El ámbito espacial puede abarcar el mundo eterno (Jules
Verne, La vuelta al mundo en ochenta días) o un lugar único y particular (un sanatorio
para tuberculosos en La montaña mágica de Thomas Mann). En las novelas de
aventura y de acción el ambiente es extenso, en las de carácter psicológico es más
reducido.
El TIEMPO puede abarcar varias generaciones (La guerra y la paz) o durar
un día (Ulises de James Joyce). No todo el tiempo de la acción es vivido por el lector.
El tiempo vivido por el lector es casi siempre mucho menor que el tiempo de duración
(excepción: Ulises). La retrospección o flashback es el recurso habitual de la vuelta
atrás en el tiempo. También hay tiempo circular (se puede leer la novela por cualquier
página ya que el orden de la lectura es indiferente: La muerte de Artemio Cruz de
Carlos Fuentes). La presentación del marco temporal espacial puede ser DIRECTA
(el autor mismo nos informa el lugar y época) o INDIRECTA (el lector tiene que llegar
a sus propias conclusiones basándose en evidencia interna, histórica, geográfica,
cultural, etc.).
TÉCNICAS NARRATIVAS: El PUNTO DE VISTA narrativo se relaciona con la
mente o los ojos que ven la acción narrada, que puede ser la del propio autor o la de un
personaje o espectador de la acción. Los PUNTOS DE VISTA son de TERCERA y
de PRIMERA persona: La perspectiva de la TERCERA persona es la del autor
omnisciente que ve la acción y la comunica al lector. El autor tiene conocimiento
absoluto de todo, no sólo de los sucesos exteriores sino de los sentimientos más íntimos
de sus personajes. El autor omnisciente puede adoptar una actitud subjetiva (opinando
y comentando sobre la acción o los personajes: Thackeray, Vanity Fair), o una actitud
objetiva (voz narradora despersonalizada: James Joyce). El autor como observador
(tercera persona limitada) ve y cuenta la acción pero no con un conocimiento absoluto
sino LIMITADO. En este caso hay cosas que el autor «ignora». El punto de vista
también puede ser una INTELIGENCIA CENTRAL, cuando el autor narra en tercera
persona pero viendo las cosas a través de un personaje (lo que ese personaje no percibe
tampoco lo percibe el autor). Pero la perspectiva puede cambiar de personaje a
personaje (PUNTO DE VISTA DEL NARRADOR AMBULANTE o roving narrator
[Caroline Gordon & Allen Tate, House of Fiction). PRIMERA PERSONA. El punto
de vista del PROTAGONISTA o primera persona central. El personaje principal
cuenta su propia historia en primera persona (Rivera, La vorágine). También se puede
adoptar el punto de vista de un PERSONAJE SECUNDARIO que narra en primera
persona la historia del protagonista (Scott Fitzgerald, The Great Gatsby). El punto de
vista puede ser también de un mero OBSERVADOR, o PRIMERA PERSONA
PERIFÉRICA (observador marginal, sin participación activa en la acción, pero que fue
testigo de ella).
PROCEDIMIENTOS NARRATIVOS. TÉCNICA NARRATIVA
TRADICIONAL: El autor omnisciente narra directamente los acontecimientos en
forma general o panorámica (visión general de las cosas) o escénica (momentos
seleccionados, ciertos trozos de la vida). TÉCNICA EPISTOLAR (serie de cartas. La
voz del autor desaparece y quedan las de los corresponsales: Valera, Pepita Jiménez;
Bram Stoker, Drácula). TÉCNICA DIALOGADA (el autor desaparece y quedan los
personajes dialogando. La voz del autor se oye de vez en cuando en acotaciones o notas
(Pío Baroja, Paradox Rey; Ramón del Valle Inclán, Tirano Banderas). TÉCNICA DE
MEMORIAS (en primera persona, desde el presente, un personaje recuenta la historia
del pasado hasta llegar al momento presente de la historia). TÉCNICA DE DIARIO
(se van anotando los acontecimientos más significativos de la vida del personaje y así se
teje la historia).
ACERCAMIENTOS NARRATIVOS (SUBJETIVISMO MODERNO):
MONÓLOGO INTERIOR o «fluir de la conciencia» (el narrador narra impresiones
fugaces en forma delirante, sin orden temporal. Su conciencia fluye y se exponen los
sentimientos más íntimos sin organización lógica tal y como vienen a la mente. A veces
se eliminan los signos de puntuación y las estructuras gramaticales. Este discurso
refleja el caos interno del personaje. A veces no hay pausas, comas, o puntos. Libre
confesión: Carlos Fuentes, Vargas Llosa, Agustín Yáñez). CONTRAPUNTO: La
simultaneidad de planos distintos presentados a la vez (en una misma página los
personajes van del presente al pasado y regresan al futuro, etc. Simultaneidad de
tiempos, lugares y personajes sin prevenir al lector del cambio. Provoca esta lectura
confusión al lector. ENFOQUE NARRATIVO MÚLTIPLE: Se presenta una acción
desde diferentes puntos de vista. Técnica cubista. Luces de bohemia de Valle Inclán
(forma de novela dialogada); Rashomon de Akira Kurosawa; ciertas partes del
Quijote). La pluralidad de perspectivas plantea nuevas dificultades al lector, que
entonces tiene que escoger.
TONO: La actitud del autor hacia un objeto, situación, o personaje, o ideas discutidas
por los personajes. El tono es la voz del autor. Puede ser serio, sarcástico, grave,
irónico y es elemento indispensable para la recta interpretación del sentido de la
narración. El tono sirve para indicarnos de que lado caen las simpatías del autor.
SÍMBOLOS (representaciones concretas u objetivizaciones externas de ideas): por
ejemplo en títulos (Rómulo Gallegos, Doña Bárbara) o en los nombres de los
personajes (Tirano Banderas, Nosferatu [«no muerto»]).
En el siglo XX, en cuanto a narración ficticia se refiere, preferimos lo subjetivo (la
verdad habita en el interior del hombre), lo personal, donde cada personaje se define
por sus palabras y sus obras mucho más que por su caracterización previa que de él nos
hace el autor. El autor ha desaparecido. Los personajes han quedado en libertad para
actuar. El autor no debe ser el juez de sus personajes sino un puro testigo imparcial.

Seguidores

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

+GOOGLE

Add to Google Reader or Homepage

PÁGINA PRINCIPAL