BUSCAR EN ESTE BLOG

8 de enero de 2009

¿El fin de la belleza?

¿El fin de la belleza?
En 1917, el pintor y artista plástico francés Marcel Duchamp (1887-1968) expuso en
una sala de arte un mingitorio como los que hay en los baños públicos de hombres que se titulaba Fuente y lo firmó con el seudónimo R. Mutt.
Ya en 1913, había expuesto la rueda de una bicicleta montada sobre un taburete con
el título Rueda de bicicleta; también había diseñado decenas de ready-made (objetos ya hechos), en los cuales combinaba objetos considerados utilitarios o industriales otorgándoles el estatus de artísticos. Duchamp definió los ready-made como “objetos usuales ascendidos a la dignidad del objeto artístico por simple decisión del artista”.
Como en el caso del urinario, el artista elegía un sacacorchos, un botellero, un estuche de cartón, una pala, la funda de una máquina de escribir, los sacaba de su contexto habitual y de su función práctica y los convertía en un hecho estético. Así, el objeto no cumplía con la función tradicional de la obra de arte —inspirar emoción— sino que convocaba a la reflexión.
A su vez, en 1919, Duchamp se burló de una de las obras de arte más famosas del Renacimiento: la Mona Lisa o Gioconda de Leonardo da Vinci, pintando sobre una reproducción de la Gioconda un bigote mostacho y una barba de chivo. Debajo del título escribió L.H.O.O.Q. (en francés son las iniciales de una frase cómica: Ella tiene calor en el trasero).
Con todas estas actitudes, Duchamp se burlaba también de un arte y un ideal de belleza que parecía destinado a las élites y no al pueblo en general. Es decir, había que bajar a la obra de arte y al arte en sí mismo de su pedestal. Era necesario que el arte fuera para todos, para las clases altas y para el pueblo. En síntesis, había que crear un arte capaz de ser admirado por el pueblo. Más que nunca, después de Duchamp y después de que la belleza fuera ridiculizada, desacreditada o considerada propia del ideal burgués por varios movimientos artísticos, fue casi imposible fijar un criterio de lo que podía resultar feo o bello en el arte.
Después de estos gestos, se puso en tela de juicio no sólo la concepción de la belleza sino también la noción misma de arte.
Según el semiólogo y novelista contemporáneo Umberto Eco, la belleza se tomó venganza invadiéndolo todo: la moda, la publicidad, el diseño y cada rincón de la vida cotidiana. Con esto, Eco quiere significar que actualmente, algunos de los ideales de belleza provienen de programas televisivos, publicidades, concursos y desfiles de moda, que pretenden establecer qué altura, peso, color de pelo y gustos hay que tener para ser bello y exitoso.

Otras concepciones de la belleza
La obsesión por la juventud ha sido una constante en la historia de la humanidad.
Los griegos creían que quienes morían jóvenes eran los elegidos de los dioses. En busca de la fuente de eterna juventud, el mítico Alvar Nuñez Cabeza de Vaca exploró durante ocho años el norte de México. En obras literarias paradigmáticas de la modernidad como Fausto de Goethe o El retrato de Dorian Gray de Oscar Wilde, los protagonistas están dispuestos a vender su alma al diablo con tal de permanecer jóvenes. En la obra de Wilde el protagonista se conserva joven y bello mientras su retrato escondido en el desván de la casa envejece en su lugar.
La juventud es considerada un valor en sí misma y viene acompañada por el desprecio a la vejez, condicionando las formas de vida de las personas de mayor edad. En su novela Diario de la guerra del cerdo (1969), el escritor Adolfo Bioy Casares adelantaba estas situaciones al plantear una sociedad en donde los jóvenes asesinaban a los viejos.

Publicación de la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires / Argentina- Dirección Provincial de Planeamiento - Programa Provincial Textos Escolares para Todos - ISBN 978-987-1417-04-9 • 1º Edición Julio 2007. Autores: Marcelo Raffin, Cecilia Caputo, Adrián Melo y Andrea Beatriz Pac.
TEMAS RELACIONADOS
Arte y política (1)
Cultura popular (1)
Definición del término literatura- (1)
El campo artístico (1)
El concepto de fealdad (1)
La estética como rama de la filosofíaLa belleza y el arte a través de la historia (1)
La literatura como hecho artístico (1)
La literatura y el problema estético (1)
La Modernidad y la estética como disciplina autónoma: Imanuel Kant (1)
La reproductibilidad técnica en las obras de arte (1)
La responsabilidad social del arte (1)
¿El fin de la belleza? Otras concepciones de la belleza (1)

Seguidores

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

+GOOGLE

Add to Google Reader or Homepage

PÁGINA PRINCIPAL