BUSCAR EN ESTE BLOG

20 de octubre de 2011

RESUMEN: ESPAÑA- LA GENERACIÓN DEL 98

RESUMEN: ESPAÑA- LA GENERACIÓN DEL 98




RESUMEN: ESPAÑA- LA GENERACIÓN DEL 98

También llamada generación del desastre en alusión a la pérdida de Cuba por España. Tuvo su origen en el descontento nacido a causa del desastre del 98 (gue­rra contra los Estados Unidos y pérdida de Cuba, Puerto Rico y Filipinas). Los componentes de esta generación ahondan en las consecuencias de la derrota y en la decadencia de las virtudes cívicas, morales y culturales del país.

Su raíz lejana hay que buscarla en las corrientes “regeneracionistas” del si­glo XIX y en la obra de figuras aisladas como la de Ángel Ganivet (1865­1898), cuyo ldearium español supone un claro antecedente.

Sobresalen autores como Ángel Ganivet (1862-1898), autor de Idearium español (1897); Joaquín Costa (1846-1911); Miguel de Unamuno (1864-1937), con obras como En torno al casticismo (1895), Vida de Don Quijote y Sancho (1905) y Del sentimiento trágico de la vida (1913); Ramiro de Maeztu, quien enumeraba los engaños que dominaban a España en el campo de la prensa, la política, la oligarquía y el caciquismo, la literatura y la ciencia, las supuestas glorias históricas, y, como otros jóvenes rebeldes de su tiempo (el mismo Unamuno o Martínez Ruiz, Azorín), rechazaba la guerra colonial en todas sus manifestaciones; José Ortega y Gasset, que, en realidad, trascendió el marco de esta generación. Debe mencionarse también la obra de Azorín (El alma castellana (1900); La ruta de don Quijote (1905), Antonio Machado (Soledades y Campos de Castilla, sobre todo), Pío Baroja (La raza; La lucha por la vida, 1904), Ramón María del Valle-Inclán, Vicente Blasco Ibáñez, Gabriel Miró.

Los rasgos que caracterizan a esta generación son los siguientes:

  1. Un nuevo concepto de España. Para unos es problema de europeización, de ponerse culturalmente a la altura de las naciones occidentales. Para otros, como M. de Unamuno, consiste en una renovación de lo tradicional hispano.
  2. Profundo amor y comprensión de Castilla como alma y ser de España. Hombres y paisaje castellanos serán motivos de excelentes novelas y agudos ensayos. Ninguno de los hombres importantes del 98 es castellano. Dos son vascos, uno levantino, otro andaluz y otro gallego.
  3. Acusado individualismo, a pesar de las coincidencias temáticas y espirituales.
  4. Aficionados a la reflexión y buenos lectores de nuestra cultura pasada, tuvieron como guía al pesimista F. Nietzsche. En líneas generales sin­tieron pasión por la filosofía, la crítica literaria y la historia.
  5. Reaccionan contra el positivismo del siglo anterior y tratan de profundizar en el ser de España.
  6. Crean un estilo sencillo y sobrio, no exento de elegancia y fuerza expresiva.
  7. Su ideología más próxima fue la liberal de tono socializante. En su juventud cayeron en el anarquismo, pero fueron evolucionando hacia actitudes más conservadoras. Su sistema ideal de gobierno fue el republicano.
  8. Indiferentes o apasionados por los problemas religiosos, pasaron del anticlericalismo (Azorín, Baroja) a una concepción cristiano-existencial de la vida al margen de la religión oficial (Unamuno y Machado). Para otros (Valle-Inclán y el Azorín de la madurez), la religión fue fuente de placer estético.
  9. Apasionados cervantistas hicieron de don Quijote un símbolo. Respetaron y admiraron a los escritores medievales, a ciertos clásicos (Quevedo, Gracián) y a figuras aisladas (Cadalso y Larra).

Cada escritor tiene su estilo propio y da a sus obras un sello inconfundible. Unamuno es el pensador y filósofo. Azorín, ensayista. Baroja, novelista. Machado, poeta, y Valle-Inclán fue hombre polifacético, puente entre modernismo, 98 y nuevas tendencias.

Seguidores

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

+GOOGLE

Add to Google Reader or Homepage

PÁGINA PRINCIPAL