BUSCAR EN ESTE BLOG

26 de enero de 2013

La primera arquitectura en Italia: la aportación etrusca


CERVETERI: UN TUMULO DE LA NECROPOLIS. Siglo VII.

La primera arquitectura en Italia: la aportación etrusca

El pueblecito de Cerveteri (el nombre deriva del latino Caere y significa Caere vieja), situado entre el lago de Bracciano y el mar, no puede dar una idea, por sus extensiones limitadas, de la imponente ciudad etrusca que aquí se encontraba.
Caere era uno de los mayores cen­tros de la dodecápolis de Etruria, y debía su riqueza, sobre todo, a la explotación y el comercio de los metales en que abunda la región y la vecina isla de Elba; como Tarquinia, o Spina en el Adriático, fue frecuentada muy pronto por los mercantes griegos, que abrieron allí sus emporios.
La necrópolis de Caere es muy extensa y tanto más interesante por encerrar material arqueoló­gico desde la Edad de Hierro hasta los tiempos romanos. Así se ha podido establecer que en ella, como en Tarquinia y en otras ciudades etruscas, convivieron originariamente poblaciones que practicaban el rito de la incineración y pertenecientes a la denominada civiliza­ción villanoviana, con gentes que, según el uso de las poblaciones de Italia centro-meridional, inhumaban a los difuntos; factor éste impor­tantísimo porque demuestra que la civilización etrusca no fue impor­tada ni floreció con total independencia, sino que fue el producto de una fusión entre varias culturas.

En la zona explorada de la necrópo­lis, que puede considerarse sin duda como una de las localidades arqueológicas más sugestivas de Italia, se encuentran túmulos gran­diosos como éste, que a veces alcanzan hasta treinta metros de diámetro. El basamento es de roca y de piedras; y la cobertura externa, de tierra batida; en el interior se abren una o más celdas talladas en la toba, imitando una habitación privada.




Seguidores

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

+GOOGLE

Add to Google Reader or Homepage

PÁGINA PRINCIPAL