BUSCAR EN ESTE BLOG

23 de diciembre de 2016

El fantasma de Canterville de Oscar Wilde- Actividades de comprensión y guía de lectura


En cada una de las siguientes afirmaciones, marquen con una cruz la opción correcta.
a.   El castillo de Canterville está situado cerca de...
·         Cambridge, una universidad a 8o kilómetros de Londres.
·         Ascot, un tranquilo pueblo de la campiña inglesa.
·         la costa escocesa, al norte de Inglaterra.
b.    En su primera aparición, el fantasma es visto por el señor Otis, quien le ofrece...
·         el quitamanchas "Campeón" para las manchas de sangre.
·         el detergente "Ideal" para limpiar su armadura.
·         el lubricante "Sol Naciente" para sus cadenas.
c.     La tercera vez que el fantasma intenta asustar a los Otis...
 coloca una mano verde y gelatinosa frente a la señora Otis.
·         se sienta sobre los mellizos para producirles ahogo y pesadillas.
·         debe enfrentarse a un espectro calvo y monstruoso.
d.   Para vengarse de las bromas pesadas de los gemelos, sir Simón se viste como...
·         el Conde sin cabeza.
·         el Vampiro del Páramo de Bexley.
·         el Ladrón de cadáveres.
e.    El encuentro entre Virginia y sir Simón se produce porque...
·         el fantasma ataca al duque de Cheshire
·         la joven entra de improviso en la Sala de losTapices.
·          la señora Otis obliga al fantasma a pedirle disculpas a Virginia por el robo de su caja de lápices de colores.

f- La profecía grabada sobre el ventanal de la biblioteca afirma que...
·         la calma volverá al castillo cuando florezcan los lirios.
·         el fantasma descansará cuando una joven inocente sien­ta piedad por él.
·         el Ángel de la Muerte hará sonar su trompeta para anun­ciar el fin de los tiempos.
g.      Cuando Virginia decide acompañar al fantasma hasta el jardín de la Muerte, es advertida del peligro por...
·         los descoloridos cazadores verdes de los tapices.
·         Los gritos de los gemelos.
·         la presencia de otras almas en pena.

     h.      Frente a la desaparición de Virginia, sus padres..
·         piden ayuda a los detectives de Scotland Yard.
 piensan que ha sido raptada por gitanos.
·         creen que se ha fugado con Cecil.

i-             El esqueleto del fantasma fallecido se encuentra...
·         En una habitación secreta con una ventana enrejada.
·         en el sótano del castillo.
·         junto al almendro marchito que ha florecido.

j- La comitiva del cortejo fúnebre que acompaña los restos del fantasma está presidida por...
·         el Ministro de los Estados Unidos y su esposa.
·         Lord Canterville y la pequeña Virginia.
·         el reverendo Augustus Dampier.

Los disfraces del fantasma de Canterville
 El fantasma lleva siglos asustando a los habitantes del castillo con apariciones y desapariciones que producen escalofríos de pánico. Completen los textos para indicar las estrategias de las que se vale y los objetivos que tiene.
a.    En el capítulo III, la presencia del fantasma se hace manifiesta varias veces.
#  Los cambios de color de...
#  La caída de una armadura...
#  La aparición vestido con un...
b.    En el capítulo IV, el fantasma se propone asustar a la familia de distintos modos.
#  Se desliza en la habitación del señor Otis para...
#  Se viste como "Rupert elTemerario o el Conde sin Cabeza' para...
#Se caracteriza con el aspecto de "Jonas el Profanador, o el Ladrón de Cadáveres del Granero de Chertsey" para...
Comenten entre todos y escriban sus conclusiones:
a.      ¿Son efectivas las estrategias del fantasma para asustar
a la familia Otis? ¿Por qué?
b.       ¿Cómo reacciona el fantasma ante sus reiterados fracasos?

Ingleses y estadounidenses: la ironía
 La ironía es un recurso mediante el cual se le sugiere al receptor todo lo contrario de lo que se dice. En El fantasma de Canterville, Oscar Wilde utilizó este procedimiento para ejercer la crítica social, al burlarse tanto del excesivo apego a las tradiciones en Inglaterra como de la ausencia de tradiciones de los estadounidenses. Estas actividades les permitirán reconocer y analizar el uso de la ironía en la obra.
a.       Lean el siguiente fragmento del capítulo II y respondan.
Durante la conversación nunca se tocó el tema de los fantasmas [...]. Los temas discutidos fueron simplemente aquellos que aparecen habitualmente en las conversaciones de los estadounidenses cultos de las clases altas, tales como la inmensa superioridad de la señora Fanny Devonport sobre Sara  Bernhardt como actriz, la dificultad para conseguir maíz dulce, tortas de trigo sarraceno y maíz molido, aun en las mejores casas inglesas, la importancia de Boston en el desarrollo del espíritu universal, las ventajas del sistema de control de equipaje en los viajes en tren y la dulzura del acento neoyorquino en comparación con el habla lenta y pesada de Londres.
*       ¿Les parece que la descripción que hace el narrador acerca de los temas de conversación de los estadounidenses cultos es irónica? ¿Por qué?
#       ¿Qué visión tienen los Otis del inglés británico? ¿La del narrador será la misma? Justifiquen su respuesta.
b.       Lean el siguiente fragmento de la conversación que la joven Virginia y sir Simón tienen en el capítulo V y respondan.
-Usted no sabe nada de nosotros. Lo mejor que puede hacer es viajar y enriquecer su pensamiento. Mi padre estará contento de pagarle un pasaje, y aunque existe un fuerte impuesto sobre todo lo que sea espirituoso [...] una vez en Nueva York, con seguridad será usted todo un éxito. Conozco a muchas personas que darían cien mil dólares por tener un abuelo, y mucho más por tener un fantasma en la familia.
-Dudo que me gusten los Estados Unidos.
-Tal vez porque no tenemos ruinas ni curiosidades -dijo Virginia irónicamente.
         ¿Qué aspectos negativos de los estadounidenses aparecen indirectamente mencionados en este diálogo?
         ¿Por qué les parece que el comentario de Virginia es irónico?
c. Expliquen con sus propias palabras la siguiente afirma­ción del fantasma.
Los Canterville tienen sangre azul, la más azul de Inglaterra; pero sé que a ustedes los estadounidenses no les importa esta clase de cosas.

Una parodia de la novela gótica
En El fantasma de Canterville, Oscar Wilde llevó a cabo una parodia del género gótico, que había estado de moda unos años antes. La parodia es un proceso por el cual se crea un texto B (parodizante) que modifica el texto A (parodizado) en cuanto a los personajes, el estilo o el tema. El efecto humo­rístico proviene de la inversión: si el texto A produce miedo, el texto B deberá producir risa usando los mismos recursos. Por eso, la lectura del texto paródico produce diversión, solo por comparación con el texto parodiado.
 Lean el siguiente fragmento de la novela gótica El monje, escrita en 1796 por Matthew C. Lewis (1773-1818). Luego re­dacten una parodia guiándose con las siguientes consignas:
a)   Propongan las transformaciones necesarias para realizar una parodia de este fragmento y redáctenla.
b)   Acompañen el texto creado con un dibujo que ilustre la situación.
c)   Si les gustan las historietas, pueden hacer una transposi­ción que combine texto e imagen. Adapten el texto de Lewis o el texto creado por ustedes al formato de la historieta.

En vano traté de atraer el reposo. La agitación de mi pecho ahuyentaba el sueño. Con el espíritu inquieto, a pesar de la fatiga del cuerpo, continué revoleándome de un lado a otro, hasta que el reloj de un campanario vecino dio la una. Mientras escuchaba el plañidero y hueco sonido y lo oía alejarse con el viento, sentí que un repentino escalofrío me recorría todo el cuerpo. Me estremecí sin saber por qué; un sudor frío me bañó la frente y el cabello se me erizó de alarma. De pronto oí pasos lentos y pesados que subían por la escalera. Con un movimiento involuntario, me incorporé en la cama y descomía cortina. Una única vela de sebo, encendida sobre el hogar, arrojaba un vago resplandor en la habitación, que tenía colgaduras de tapicería. La puerta se abrió con violencia. Entró una figura y se acercó a mi lecho con pasos solemnes y medidos. Con tembloroso sobresalto, examiné a ese visitante de medianoche. ¡Dios todopoderoso! (...) ¡Esa era mi compañera perdida! Todavía llevaba el rostro cubierto con un velo, pero ya no tenía la lámpara ni la daga. Se levantó el velo con lentitud. ¡Qué visión se presentó ante mis ojos atónitos.1 Veía ante mí un cadáver animado. Su semblante era largo y macilento; sus mejillas y labios, exangües; la palidez de la muerte le cubría las facciones y las órbitas de los ojos, clavadas en mí con fijeza, eran huecas y sin brillo.
Contemplé al espectro con horror demasiado grande para ser descrito. La sangre se me heló en las venas. Habría pedido ayuda, pero el sonido se apagó antes de salir de mis labios. Tenía los nervios paralizados de impotencia y per­manecí en la misma actitud, inmóvil como una estatua.
                                                        Matthew C. Lewis, El monje
Fuente: El fantasma de Canterville de Oscar Wilde
Ed. La Estación, Bs.As., 2009



Páginas vistas en total

Seguidores

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

+GOOGLE

Add to Google Reader or Homepage

PÁGINA PRINCIPAL