BUSCAR EN ESTE BLOG

Cargando...

24 de octubre de 2009

Nueva novela-Novela tradicional

Nueva novela - Novela tradicional o decimonónica. Cuadro comparativo.

La novela nueva surge en Hispanoamérica alrededor de 1950. Continúa la postura asumida por los escritores de la época anterior, pero profundiza aún más el tema del hombre en crisis con la realidad histórica, política, social y económica que vive. El novelista actual trata de mostrarlo en todas sus dimensiones: sus sentimientos, sus sueños, su insatisfacción, su soledad. De ahí que el realismo haya marginado, en parte, su faz documental, para adquirir un carácter mágico, porque, sin duda, el hombre" no sólo vive en las coordenadas sociales y políticas y económicas, sino que también vive en el mundo extratemporal y extraespacial de sus deseos, sus creencias, sus terrores, sus esperanzas. Además, la ciudad o un pueblo aparecen como lugares axiales, donde todo sucede.
Representantes:
· Juan Rulfo (mejicano, 1918-1986) ---- Pedro Páramo (1955)
· Ernesto Sábato (argentino, 1911) ----- Sobre héroes y tumbas (1961)
· Carlos Fuentes (mejicano, 1928) ----- La muerte de Artemio Cruz ( 1962)
· Julio Cortázar (argentino, 1914-1984) --- Rayuela (1963)
· Mario Vargas L10sa (peruano, 1936) --- La ciudad y los perros (1963)
· Gabriel Garcia Márquez (colombiano, 1927) - Cien años de soledad (1967)

El género novela demanda un descubrimiento sin límites . Por eso, sus cultores hispanoamericanos no abandonan la búsqueda de la novedad respecto de la estructura y de los recursos estilísticos; tratan de que el lector participe, sin explicaciones, del mundo de la ficción, que penetre en el contenido de la obra a través de las vivencias de los personajes y no mediante los comentarios del narrador.
Los novelistas no aspiran solamente a que sus obras sean vehículos de denuncia sino también a que sean auténticas creaciones, obras de arte .

Paralelo entre la narrativa tradicional y la narrativa actual :Varios son los aspectos que influyen en la creación de la obra literaria: lector, trama, personajes, tiempo, espacio, principios, finales.
Para determinar claramente en qué reside la novedad de la narrativa actual, desarrollamos el siguiente cuadro comparativo:

Narrativa Tradicional:
Narrador: Omnisciente. Pintor fiel de la realidad que lo circunda.
Lector: Observador pasivo de los sucesos narrados. Simple receptor. No tiene libertad para franquear los límites precisos que le presenta el narrador.
Trama :Se narra un acontecimiento en el que introducción, nudo y desenlace se hallan claramente definidos. El lector participa de los efectos y de las causas. El orden de los capítulos -en el caso de la novela- confor­ma una estructura lineal. Interesa el qué de la narración.
Personaje: Sabemos todo acerca de él: nombre, apellido, ascendencia, costumbres, trabajo, relaciones. Lo conocemos moral y física­mente. Actúa impulsado por el narrador. Es descripto de afue­ra hacia adentro. Es opaco. Le dan vida y la carga sobre sus espaldas, pero no le pesa, por­que, en realidad, no la vive, se la hacen vivir.
Tiempo: Es cronológico. Se precisan las horas, los días, las semanas, los meses, los años, la conti­nuidad de las estaciones. Hay un tiempo cronológico físico y otro, biológico.
Espacio: El narrador crea el espacio an­tes de elaborar la trama. Las descripciones son minuciosas. Nada queda por conocerse. Predomina el espacio abierto.
Principio: El narrador motiva el tema que va a desarrollar. Prepara y or­dena desde las primeras pala­bras los hilos de su enjundiosa trama.
Final: Cerrado. Queda todo dicho. No podemos agregar nada. Es una obra hecha.
Monólogo interior indirecto: Conocemos a través del narrador los elementos que constituyen el mundo interior de los personajes.

Novela Actual
Narrador: Testigo o protagonista. Presenta la realidad que le ha tocado vivir y una ruptura con esa realidad.
Lector: su participación, durante la lectura de la obra, es vital, completa. Es lector, autor, personaje y crítico. Tiene libertad para recrear el mundo narrado.
Trama: Introducción, nudo y desenlace deben ser descubiertos y ordenados a la manera de un rom­pecabezas. El lector conoce los efectos, pero ignora las causas. A veces, la novela carece de capítulos. Su estructura se ase­meja a un zig-zag .Interesa el cómo de la narra­ción.
Personaje: Sabemos poco acerca de él, a veces, ni siquiera su nombre. Debemos asignarle un cuerpo, un rostro, un trabajo, una casa, etcétera. Su retrato moral apa­rece fragmentado, por lo tanto, tenemos que reconstruirlo. Se conduce a sí mismo. Se mues­tra de adentro hacia afuera. Asume su propia búsqueda. Conoce el peso de la vida. Su lucha nace de lo que le ofrece la realidad y de lo que él pre­tende hacer con ella. Es espec­tador y crítico de su existencia.
Tiempo: Se quiebra el tiempo cronológi­co. El pasado se alterna con el presente y con el futuro . Avan­ces y retrocesos van creando un caos argumental.
Espacio: El personaje vive el ambiente que lo rodea desde su interio­ridad. El espacio nace de él. Las descripciones son parcas, imprecisas. Predomina el espa­cio cerrado.
Principio: La obra comienza in medias res ( en medio de las cosas, en plena acción). La introducción es apa­rente.
Final: Abierto. Carece de un final concreto. Habrá tantos finales, cuantos lectores posea la obra. Ésta va haciéndose continuamente.
Monólogo interior directo: El mundo interior de los personajes surge repentinamente. Nadie nos conduce a él. Es tarea del lector diferenciarlo del resto de la narración. Aprovechamiento de las técnicas cinematográficas, musicales y pictóricas. Yuxtaposición o simultaneidad de planos narrativos. Juegos ortográficos, tipográficos y de puntuación.

Seguidores

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

+GOOGLE

Add to Google Reader or Homepage

PÁGINA PRINCIPAL