BUSCAR EN ESTE BLOG

20 de diciembre de 2011

Análisis del cuento El médico es el remedio de Joaquim Machado de Assis

Moça de José Ferraz de Almeida Júnior

El argumento del cuento El médico es el remedio  de Joaquim Machado de Assis, ambientado en Río de Janeiro, es sencillo: en el seno de una familia de clase media, una joven se la­menta por la traición de su novio, que la ha dejado pa­ra casarse con una amiga de ella. El conflicto es eviden­te, las acciones de los personajes para solucionarlo am­plían el enredo más allá del triángulo inicial. Finalmen­te, el desenlace propone el mismo conflicto, pero con los protagonistas cambiados.
El conflicto: Cuando comienza el relato, los hechos que desen­cadenan el conflicto ya han sucedido. Sin embargo, el lector no los conoce y, por lo tanto, ignora el motivo por el cual Julieta llora desconsoladamente. El relato comienza con la pregunta retórica que va a dar lugar a la explicación de lo acontecido.

"¿De qué diablos conversan estas dos jóve­nes metidas en la alcoba?"
Por un lado, esta pregunta produce intriga y suspenso, pero, además, enfatiza el hecho de que nada es en­tendible si no se explican claramente los motivos que originan la conversación.

Las situaciones y acontecimientos en los que se pro­duce el conflicto son los siguientes:
1 -Julieta, Malvina y María Leocadia son amigas.
2 -Julieta ama al joven ingeniero Miranda y María Leocadia ama a José Augusto.
3 -Miranda deja a Julieta por Malvina.
4 -Para consolar a Julieta, José Augusto consigue que su amigo Marcos la corteje.
5- José Augusto frecuenta a Julieta con el fin de en­tusiasmada con Marcos.
6- José Augusto y Julieta se enamoran.
7 -José Augusto deja a María Leocadia por Julieta.

La solución del conflicto tiene, en este caso, un tinte particular. El personaje de Julieta ha solucionado su pro­blema, pero, en cambio, María Leocadia, que no tenía problemas, los tiene ahora. El conflicto se ha desplazado y todo hace suponer que esta cadena de acontecimien­tos puede continuar indefinidamente: el amor de unos hace infelices a otros. El médico, José Augusto, se ha transforma en el remedio de los males de Julieta.

Los personajes: Los personajes son portavoces de las ideas imperan­tes en un determinado grupo social.
"Lo que pasó hasta aquí, sucede en Río de Ja­neiro, donde viven todas las personas que figuran en este episodio. Hay además un hecho curioso: el padre de Julieta es oficial de marina, el de Mal­vina también y el de María Leocadia también."
Esto nos permite identificar una clase media no muy adinerada (en diversas ocasiones se repite que no eran ricos), que participa de un mismo círculo social.
Las jóvenes no parecen tener ninguna ocupación, simplemente piensan en el matrimonio como único ca­mino posible para sus vidas.
"Consideró que Julieta no era bonita ni rica; tenía una cierta gracia y algunas virtudes, pero no había novios en abundancia y la pobrecita tendría que ponerse en campaña nuevamente."
Los personajes masculinos, en cambio, tienen una profesión. Miranda es ingeniero, José Augusto es univer­sitario y Marcos espera un nombramiento de juez. Es de­cir, para ellos el matrimonio no es la única alternativa posible. Sin embargo, también para los hombres el ma­trimonio o la constitución de una familia es camino re­comendable: el casamiento es visto como un orden salu­dable que aleja los peligros de la soltería para los hom­bres. En los cuentos de Machado en los que aparecen es­cenas de casamiento, se trasluce la idea de que la fami­lia es un elemento decisivo para la salud social, que in­corpora elementos del discurso médico higienista en contra de las enfermedades de origen sexual.
Los personajes femeninos son volubles, superficiales y fundamentalmente pasivos. Nunca toman la iniciativa. El plan para ayudar a su amiga no se le ocurre a María Leocadia, sino a su novio José Augusto. Frente a la ad­versidad, lo único que pueden hacer es encerrarse a llo­rar, como hace Julieta al principio del cuento y hará Ma­ría Leocadia al final. Julieta parece un poco ingenua:
"[ ... ] las [cartas] de ella estaban adornadas con todos los retazos de las frases que recordaba de las novelas".
"La indiscreción era el pecado venial de Ma­ría Leocadia."
Y, por supuesto, ninguna de las tres se caracteriza por la fidelidad hacia sus amigas, en el trance de conse­guir el futuro marido o conservarlo.

El punto de vista del narrador: El narrador, en terce­ra persona, es omnisciente, es decir que sabe todo acer­ca de los personajes, aun lo que piensan. En la primera parte del cuento, relata los hechos anteriores al relato y expresa sus opiniones respecto de los hechos narrados y también sobre los personajes. Por ejemplo, considera que es una ventaja que Miranda tenga un buen empleo porque eso lo convierte en un buen partido. En ocasio­nes, el narrador aparece como portavoz de las opinio­nes del autor. Recordemos que Machado adhiere a una concepción positiva de la familia como núcleo ordena­dor de la sociedad.

Funciones del narrador: El narrador cuenta los acon­tecimientos y también las palabras que los personajes dicen.
"Miranda y Julieta se amaron durante un tiempo." "La amiga la abrazó mucho, la besó[ .. .]"

Relato de palabras: El narrador puede recurrir a dos for­mas básicas de reproducir las palabras de los persona­jes: el discurso directo o el discurso indirecto. En el pri­mer caso, el narrador deja que las palabras del persona­je aparezcan tal cual fueron dichas.
En el discurso indirecto, en cambio, es el narrador quien cuenta lo que el personaje dijo.
"Tan pronto habló con su novio, el bachiller José Augusto, le contó todo lo que había pasado."
En este ejemplo, el narrador resume, sin reproducir el contenido, las palabras de María Leocadia. En otros casos reproduce más fielmente el contenido de lo dicho por el personaje.

EI discurso de los personajes  y el discurso del narrador
El texto narrativo es un discurso polifónico, en el  que conviven diversas voces. Entre ellas se destacan la voz del narrador y la de los personajes. La distancia entre el narrador y los personajes nos permite observar ­diferencias de opinión, ironía, criterios o visiones mundo disímiles.
Veamos el discurso del narrador:
"María Leocadia prometió que sería muda como un pez; pero sin duda, hay peces que hablan, porque apenas entró en la sala y vio a ]ulieta, le preguntó si conocía al estudiante Marcos, que era así y asá...
El narrador no juzga directamente la indiscreci­ón del personaje, sin embargo la señala claramente a tra­vés de la ironía.

            El espacio y el tiempo
El ambiente social y la época en la que se desarrol­lIan los hechos están claramente marcados en el relato :
La ciudad: Río de ]aneiro.
El ambiente: clase media, burguesía urbana. Los per­sonajes son profesionales, marinos, estudiantes, etcétera. En este ambiente se expresan las conveniencias de una moral basada en la organización patriarcal de la familia.
Tiempo: como hecho histórico se menciona la gue­rra del Paraguay, donde murió el padre de una de los protagonistas.


"El médico es el remedio" fue publicado originalmente en la revis­ta femenina A Estaçao, de la cual Machado de Assis era colaborador.
Machado era consciente de que escribía para un público eminente­mente femenino, el público que leía esta revista. Sus personajes so­lían ser mujeres que bien podían ser las lectoras de A Estaçao, muje­res ricas o por lo menos de clase media, casadas o solteras.
Las mujeres, sus vidas, sus amo­res y sus preocupaciones son temas que le preocuparon a Machado du­rante toda su carrera literaria. Las li­mitaciones sociales de la época, mucho más represivas en el caso de las mujeres, determinan los perso­najes femeninos pasivos y frívolos de sus cuentos. Sub­yace aquí la necesidad de concebir los personajes co­mo resultado del ambiente social del que provienen.
En su discurso para la inauguración de los cursos para mujeres del Liceo de Artes y Oficios, Machado describe dos tipos de mujeres: unas, elegantes, finas y superficiales, al gusto de la sociedad; y otras -la ma­yoría- ignorantes y virtuosas, pero sin impulso, inicia­tiva y experiencia para resolver las situaciones en caso de desamparo. La definición no es demasiado halagüeña, pero hay que recordar que el autor no consideraba que las mujeres fueran así debido a su propia naturaleza, sino como resultado inevitable del modo y del am­biente en que vivían.

Biografía de Joaquím Machado de Asís: (1839-1908) Nació el 21 de junio de 1839, hijo de un mulato, de profesión pintor y dorador, y de una lavandera portuguesa. Su familia, muy humilde, vivía en una chacra, propiedad de una viuda adinerada. Esta señora apadrinó al niño y se ocupó de su educación.
A partir de entonces, vivió entre la riqueza y la pobreza de su familia biológica.
En 1856, consiguió trabajo como tipógrafo en la Imprenta Nacional. Pese a la buena paga que obtiene, su pasión por la literatura le resta empeño a sus tareas y le trae dificultades con sus jefes.
Además de poesía, Machado escribió cuentos, novelas y ensayos y, también, trabajó en diarios de importante circulación en Río de Janeiro. Fue colaborador de las revistas Jornal das Famílias y A Estaçao. Entre sus obras narrativas más importantes pueden citarse los siguientes libros de cuentos:
Cuentos fluminenses,Varias historias, Páginas recogidas y Reliquias de casa vieja. Y entre sus novelas:
Memorias póstumas de Bras Cubas, Dom Casmurro y Quincas Borba.


Seguidores

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

+GOOGLE

Add to Google Reader or Homepage

PÁGINA PRINCIPAL